LA REALIDAD DEL PESCADO

 

Todos sabemos que nuestros ríos y mares cada día están más contaminados así pues, es altamente recomendable antes de consumir pescado, poder tener cierta información de donde proviene y cuales son nuestras opciones. Aquí os explico a manera de resumen como podemos obtener pescado libre de tóxicos:

La realidad es muy dura y poco esperanzadora, según un informe de la Comisión Europea, actualmente el 80% de los recursos pesqueros del Mediterráneo están sobreexplotados ya que España es el quinto consumidor mundial de pescado por detrás de Japón, Noruega, Islandia y Portugal. En respuesta a la sobreexplotación y agotamiento del mar, surgen las piscifactorías o granjas de pescado, es una forma de obtener marisco y pescado de una forma mucho más barata. Parece una buena alternativa, pero no es oro todo lo que reluce. El problema es que estos animales a parte del estrés al que son sometidos, reciben gran cantidad de antibióticos y medicamentos que se acumulan en el fondo del mar para así reducir su mortandad, ademas de ser alimentados con piensos ricos en proteínas. Todo esto sumado hace que desde luego esta no sea la mejor opción.

¿Cuáles son las opciones?

Existen dos maneras de obtenerlo de manera no agresiva para la naturaleza y nuestro organismo, que son el proveniente de la pesca salvaje sostenible y el de la acuicultura ecológica:

1-La pesca salvaje sostenible se basa en respetar los ecosistemas, hábitats naturales y siempre facilita el origen de todo el pescado desde su captura hasta el punto de venta. Para distinguirlo simplemente tenemos que asegurarnos que cumpla el llamado estándar MSC (Marine Stwership Council), en su web podemos encontrar 57 empresas españolas con productos certificados MSC y también preguntar en nuestra pescadería.

2-La acuicultura ecológica se basa en respetar al máximo el medio ya que es muy importante que no tenga ningún efecto contaminante sobre el medio marino. Las instalaciones imitan al máximo las condiciones de vida natural. Los animales comen pienso ecológico certificado y animales acuáticos procedentes de pesca sostenible. Estas normas se aplican también a los moluscos y algas.

Yo no te animo a comer pescado, pero en el caso de que sientas o tengas la necesidad de tenerlo que consumir,  hazlo de la manera más sostenible posible y con el máximo respeto posible.

Actualmente hay dos empresas gallegas que producen algas ecológicas, Algamar y Porto-Muiños, os invito a que las probéis en vuestras ensaladas, cremas y muchos otros platos, son altamente recomendables y nutritivas.
Asi pues, como siempre, está en nuestras manos el comer libre de tóxicos, respetar el medio ambiente y así dejar a nuestras futuras generaciones un mar lleno de belleza y riqueza o por el contrario, acomodarnos y exterminar nuestros mares y cargar nuestro cuerpo de tóxicos.

La decisión es libre y personal de cada cual!!

Informacion obtenida de: http://www.economiasolidaria.org

 

3 thoughts on “LA REALIDAD DEL PESCADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *