PROBIOTICOS, PREBIOTICOS Y SIMBIOTICOS.

Los seres humanos somos una gran comunidad andante de bacterias. Los alimentos probioticos son alimentos con microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Es decir los probioticos, son las bacterias buenas. En cantidades suficientes, traen efectos beneficiosos como el equilibrio de la microbiota intestinal y potencia el sistema inmune, ayudándonos también a combatir las bacterias patógenas. La definición de probiotico según la OMS es: “Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador”.
Los prebioticos son una clase de alimentos funcionales, definidos como: Ingredientes no digeribles que benefician al organismo, mediante el crecimiento y actividad de una o varias bacterias en el colon. Es decir los prebioticos, son el alimento de las bacterias, estimulan el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas para la flora intestinal, principalmente bifidobacterias y lactobacilos.
En resumen, los probioticos son las bacterias beneficiosas del organismo y los prebioticos son su alimento.
Así pues un simbiótico, es la combinación de bacterias vivas y de prebioticos de las cuales se alimentan estas.
Deberemos tomarlos cuando por culpa del tabaco, falsos alimentos, refinados, medicamentos, estrés y ritmo de vida sentimos que nuestro sistema digestivo no funciona como debería y tenemos malas digestiones, problemas abdominales, estado de nervios y mal estar en general. Los probioticos nos ayudaran a recomponer nuestra flora intestinal, mejorando así nuestra absorción de nutrientes y el sistema nervioso. Tenedlos siempre muy en cuenta y incluid alimentos probioticos y fermentados en vuestra dieta como el kéfir, chucrut, algas como la chlorella, pepinillos, miso, te kombucha, etc..

bacteria-108898_1920

 

 

Datos sacados del master en cocina y nutricion de Ana Moreno y Wikipedia.

3 thoughts on “PROBIOTICOS, PREBIOTICOS Y SIMBIOTICOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *