MEDICINA ORTOMOLECULAR – LA VITAMINA C

vitamna-c

La vitamina C, o ácido L-ascorbico, es una vitamina hidrosoluble y probablemente es el nutriente esencial más conocido dentro de la clasificación que denominamos vitaminas. Al ser una vitamina hidrosoluble el cuerpo la disuelve muy fácilmente y no la almacena. Comúnmente se asocia con el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico en sus dos funciones básicas: estimular la producción de glóbulos blancos que atacan a los invasores externos y estimular la producción de anticuerpos (proteínas en el organismo producidas por las células como una reacción a la infección).

Es un antioxidante muy valioso que ayuda a luchar contra los radicales libres y contribuye al funcionamiento adecuado del sistema inmunitario, incluso durante y después del ejercicio físico intenso, ayuda a reducir la fatiga y el cansancio y contribuye a lograr una piel saludable, además de unos músculos y órganos en buen estado. Forma parte de las enzimas y fomenta la capacidad de adaptación y absorción del hierro de los glóbulos rojos. Los seres humanos son una de las tres especies animales que no pueden guardar sus reservas de vitamina C y es el antioxidante humano principal soluble en agua.

La vitamina C es absorbida por un sistema de transporte activo ubicado en el intestino y se excreta a través de los riñones. Tiene una función esencial en la formación de colágeno que es una de las sustancias más presentes en el organismo porque es la más abundante de las fibras contenidas en el tejido conjuntivo, sin vitamina C, la formación de colágeno se alteraría y causaría una gran variedad de problemas en todo el organismo. El colágeno es la sustancia adhesiva que mantiene unido el organismo, el tejido que sostiene los músculos al esqueleto, la piel a los músculos y lo mantiene todo ensamblado, tiene una gran resistencia a la tensión y es una proteína fibrosa y rígida que es el constituyente principal del tejido conjuntivo incluyendo huesos, dientes, cartílagos, tendones, ligamentos, piel y vasos sanguíneos. Toda la estructura del organismo depende del colágeno y a su vez, la integridad del colágeno depende de la vitamina C (entre otros factores). También facilita la absorción del hierro. Las cantidades recomendadas por la UE para una persona adulta en condiciones normales es de entre 80 y 90 Mg, en caso de ser persona fumadora se incrementa la cantidad con unos 35 Mg más.

Las principales fuentes de vitamina C son las cerezas acerola, kiwis, cítricos, pimientos y escaramujo, también hay que tener en cuenta que con la manipulación, la cocción y el almacenamiento de los alimentos se pierde vitamina C. En el caso de tomar suplementación es muy importante que esta sea de calidad, natural, ecológica, sostenible y de confianza. A mi me gusta mucho la marca Nutrilite y es siempre la que recomiendo. Por suerte ahora forma parte en la tienda del blog. Podéis encontrarlo de 60 comprimidos o de 180 comprimidos o si prefieres Vitamina C masticable!

Aquí os dejo el enlace de Medicina Ortomolecular donde explico porque es recomendable la terapia de las megavitaminas!!

MEDICINA ORTOMOLECULAR, VITAMINAS Y MINERALES

 

2 thoughts on “MEDICINA ORTOMOLECULAR – LA VITAMINA C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *