PULPAS (Articulo escrito por Alba de Mi Carnivoro y Yo)

Hamburguesa de mijo

¿QUÉ HACER CON LA PULPA DE LOS ZUMOS?

Más de una vez me han preguntado si no me da pena hacer zumos por toda la pulpa que se desperdicia. Y sí, claro que me daría pena tirar toda esa pulpa, ¡por eso no lo hago! Y espero que tú tampoco o, al menos, dejes de hacerlo después de leer este artículo. Porque la pulpa es tan interesante como el zumo. Con ella podemos hacer muchas recetas diferentes. De hecho, tengo que decir, que a veces me hago zumos más por las ganas de probar recetas nuevas con la pulpa que por el zumo en sí ;p.

Hoy te quiero hacer algunas propuestas para que comiences a experimentar con la pulpa de los zumos. Más que recetas concretas quiero darte ideas de todo lo que se puede llegar a hacer con la fibra de las frutas y verduras para que dejes de verla como un desperdicio y empieces a verla como un muy versátil ingrediente. Dependiendo de los ingredientes que hayas usado en el zumo, la pulpa será más propicia para un tipo de recetas u otras. Por ejemplo, la pulpa de un zumo con apio probablemente no te irá muy bien para recetas dulces. Aunque, ¿quién sabe? ¡Igual descubres un nuevo y apasionante sabor!

IDEAS PARA HACER CON LA PULPA DE LOS ZUMOS

Hamburguesas

Esta es mi opción preferida cuando se trata de zumos con mucha hoja verde: espinacas, apio, acelga… Combina esas pulpas con copos de avena, arroz integral o alguna legumbre, añade semillas de lino o chia para amalgamar y adereza con tus especies preferidas. También puedes añadir algunos frutos secos y levadura nutricional. Después forma hamburguesas (o albóndigas) y hornéalas o congélalas para cuando te apetezcan. Quedan sabrosas y jugosas y, por supuesto, muy ricas en fibra.

Crackers

Una de las mejores cosas que puedes hacer con la pulpa de tus zumos es transformarla en crackers. Solo tienes que mezclarla con una semilla mucilaginosa como el lino o la chia para amalgamarla y añadir otras semillas o ingredientes para dar textura y sabor. Después, la extiendes en las bandejas de la deshidratadora (con papel de horno o lámina de silicona para que no se peguen) y dejas que haga su magia. Si no tienes puedes usar el horno, un radiador o el sol si hace buen tiempo. Tras unas cuantas horas, dales la vuelta, cortalos y deja que terminen de deshidratarse hasta que queden súper crocantes. ¡Lo mejor que puedes tener a mano si quieres reducir o eliminar el pan común de tu dieta!

Crackers de chia con paté crudivegano

Muesli o granola

Otra de las cosas que puedes hacer con pulpa y un deshidratador es muesli. Deshidrata la pulpa de tu zumos hasta que esté bien seca y mézclala con copos de avena, centeno, trigo o la mezcla que tú quieras, algunos frutos secos y otras frutas desecadas como pasas, plátano o coco para un muesli muy personalizado y enriquecido. O mezcla la pulpa todavía húmeda con granos de trigo sarraceno germinados, algunos frutos secos activados y si quieres una cucharadita o dos de sirope de ágave o similar y deshidrata todo hasta que esté crocante para una granola viva y colorida.

Bolitas energéticas

Procesa la pulpa de los zumos con dátiles, pasas u orejones, frutos secos o avena para hacer tus propias bolitas energéticas. Juega con los sabores y añade coco rallado, cacao o algarroba, ralladura de limón o naranja, súper alimentos como la maca o el té matcha tanto en el interior como a modo de rebozado. Guárdalas en la nevera y tendrás listo un snack perfecto para reponer energía rápidamente y fácil de transportar para llevar contigo a donde necesites.

Tartas

Tanto saladas como dulces, enriquece tus masas con pulpa, añádesela a las quiche o a los rellenos de empanadas, úsala en muffins o bizcochos o crea deliciosas tartas crudiveganas como la de zanahoria con crema de anacardos o la raw red velvet con pulpa de remolacha.

Guau, ¿a qué dan ganas de ponerse a hacer zumos solo para poder hacer recetas con la pulpa?

Espero haberte inspirado con este post, a mí desde luego se me han ido ocurriendo mil recetas nuevas mientras lo escribía, así que me voy a hacer un zumo que quiero ponerme a “pulpear”. Ah, se me olvidaba, si no vas a tener tiempo de cocinar o la pulpa de un solo zumo no te llega para la receta que quieres hacer, congela. Yo lo hago tanto con las pulpas de los zumos como con las de las leches vegetales.

¡Espero noticias y fotos de tus inventos! 🙂

http://albasalgadolopez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *